LECCIÓN 42: Se arrepiente (No es terco) (Lección para niños de 9-12 años, se compartirá el domingo 10 de diciembre 2017 en el salón de reuniones)

LECCIÓN 42: Se arrepiente (No es terco) (Lección para niños de 9-12 años, se compartirá el domingo 10 de diciembre 2017 en el salón de reuniones)

Tema

Una Humanidad apropiada

Lección 42

Se arrepiente (No es terco)

Versículos: 

-         “Tal vez escuchen y se vuelvan, cada uno de su mal camino” (Jeremías 26:3a). 

-         …no cesaron de ninguna de sus prácticas, ni de su obstinado camino” (Jueces 2:19b).  

-         “Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega al Señor, si quizás te sea perdonada la intención de tu corazón” (Hechos 8:22).  

  

Enfoque:

-       Arrepentirse consiste en no insistir que estás en lo correcto, y que aceptas que algo que hiciste está mal. Cuando hacemos algo que está mal, debemos disculparnos y no ser tercos al respecto.  

-       Debemos arrepentirnos de las prácticas que están mal. Esto significa apartarnos de ellas y no hacerlas de manera consciente y repetida.  

-         Debemos arrepentirnos de las consideraciones impropias y las intenciones de nuestro corazón.  

  

Aplicación práctica: 

-    Suponga que usted quiere cereal para el desayuno y le dice a su mamá que usted quiere servírselo. Su mamá lo quiere ayudar a echar la leche porque está pesada y se puede virar, pero usted insiste que quiere hacerlo. Y se vira toda la leche. Arrepentirse sería pedir perdón por el derrame de leche y por insistir en su manera. 

  

-     Cuando nos arrepentimos de algo que está mal, debemos alejarnos de eso y no hacerlo nuevamente. Suponga que en tu casa hay una regla de que no está permitido jugar hasta que termines tu tarea. Un día juegas primero y luego terminas tu tarea rápidamente. Aunque terminaste tu tarea rápidamente, ya que jugaste primero, has roto las reglas de la casa. Otro ejemplo: suponga que a usted no le está permitido ingerir alimentos en su cuarto, pero su mamá descubre que usted se comió una bolsa de papitas en su cama. Llevar comida nuevamente a su cuarto– cualquier comida, aun cuando no deje reguero – sería practicar lo malo y no haberse arrepentido. Arrepentirse de esta práctica es lamentarse y no volverlo a hacer. 

  

-     Suponga que tiene un examen el viernes en la mañana para el cual usted no se preparó apropiadamente. Usted sabe que no debe mentir sobre esto y decir que se siente enfermo, pero usted se recuesta en su cama considerando las maneras en las que puede escapar de ese examen. Quizás usted se pregunte, “¿Qué tal si digo que tengo dolor de estómago o de garganta? ¿Tal vez puedo decir que no me siento bien? ¿Alguna de estas excusas tendrá resultado?” Tales consideraciones en nuestro corazón nos muestran que hay algo impropio en nosotros. Aun si no mentimos o hacemos algo malo, las consideraciones en nuestro corazón sean malas y por eso debemos arrepentirnos.

(Claro está, se debe definir cualquier palabra a los niños que se usa en la lección para que la entiendan perfectamente).  

 

Mas información acerca de la iglesia en Padre las Casas, llámenos al fono (45)2732732 - 88078475 o escribanos en la pestaña azul a su izquierda

También puede visitar nuestra fanpage   https://www.facebook.com/iglesiaenpadrelascasaschile

Le animamos a valorar este artículo (Las estrellitas, arriba a su izquierda)

Modificado por última vez enMiércoles, 29 Noviembre 2017 11:16

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Categorias

Links

Social

Mas links

Preguntas / Cerrar
1000 caracteres restantes
Si no puede enviar el mensaje, limpie el historial de su navegador