LECCIÓN 19: LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR (Lección para niños de 9-12 años, se compartirá el domingo 05 de junio 2016 en el salón de reuniones de la Iglesia en Padre las Casas)

LECCIÓN 19: LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR (Lección para niños de 9-12 años, se compartirá el domingo 05 de junio 2016 en el salón de reuniones de la Iglesia en Padre las Casas)

EL MINISTERIO DEL SEÑOR JESUCRISTO:

JESÚS SATISFACE TODAS LAS NECESIDADES  DE LOS HOMBRES

 

Lección 19

 

El ministerio de la revelación (2)

 

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR

 
 

 

 

Carga a impartir

En esta lección veremos que a tres de los discípulos del Señor, luego de ellos haberle seguido durante tres años, de conocerle como el Hombre perfecto y de ver Su poder divino como el Hijo de Dios haciendo milagros, cierto día Él se les reveló en la trascendencia de Su gloria en el monte de la transfiguración. El Padre dijo: “Este es mi Hijo amado; a Él oíd”, lo cual nos revela que en el universo hay únicamente una Persona que expresa y representa a Dios, el Señor Jesucristo. Debemos darnos cuenta de quién es Él, creer en Él, “oírle” y seguirle.

 

 

 

Versículo a memorizar

“Este es Mi Hijo Amado, en quien tengo complacencia; a Él oíd” (Mateo 17:5).

 

 

 

Detalles a enseñar ─Mt. 16:28-17:9

1.  El Señor Jesús anduvo con Sus discípulos por tres años y medio antes de ser crucificado y resucitar. Ellos le conocían mayormente como el Hijo del Hombre. El Hombre más maravilloso que habían conocido. Un hombre perfecto, un Dios-hombre. Ellos vieron día tras día sus intachables virtudes humanas de amor, paciencia, compasión, misericordia, humildad, etcétera.

 

 

2.   En muchas ocasiones el Señor reveló a Sus discípulos Sus atributos divinos, o sea, les permitió que se dieran cuenta que El no solamente era un Hombre perfecto, sino que también era el Hijo de Dios y que tenía el poder de Dios. Ellos le vieron hacer cosas que los hombres no pueden hacer. Solamente Dios puede sanar enfermedades, levantar a los muertos, cambiar el agua en vino, andar sobre el mar, calmar las tempestades, echar fuera demonios, alimentar a cinco mil con cinco panes y dos peces. 

 

 

3.   Aunque el Señor se reveló a Sus discípulos (mostrándoles que era Dios) a través de los muchos milagros que hizo, El siempre estuvo con la apariencia de un hombre ordinario, excepto en la ocasión en que se transfiguró delante de Pedro, Jacobo (Santiago) y Juan. Este evento glorioso es tan importante que se relata en tres de los Evangelios. 

 

a.  Antes que el Señor Jesús fuera a la cruz. Él hizo que tres de Sus apóstoles le vieran en la gloria de Su reino. 

 

b.   Habiéndose llevado consigo a Pedro, Jacobo y Juan a un monte alto, el Señor Jesús oraba. Sus discípulos se cansaron y se quedaron dormidos. De repente, el Señor se transfiguró delante de ellos. No podemos imaginarnos muy bien cómo fue aquello, porque nunca hemos visto tal cosa. Pero la Biblia nos dice que “...y resplandeció Su rostro como el sol”, que es la luz más brillante que existe. También Sus vestiduras se volvieron “blancas como la luz” (Mt. 17:2). Los discípulos despertaron, se postraron y tuvieron gran temor (Mr. 9:6). Estaban contemplando al Señor Jesús en Su gloria. 

 

c.  Los dos hombres más importantes en el Antiguo Testamento, Moisés y Elías, aparecieron también en gloria y estaban hablando con el Señor. 

 

d.   Pedro, sin saber lo que decía, exclamó: “Hagamos tres tiendas, una para Jesús, una para Moisés y una para Elías”.Pero esto sería igualar en honor a los tres. 

 

e.  Mientras Pedro todavía estaba hablando tal tontería, Dios el Padre inmediatamente le corrigió. Cubriéndolos con una nube luminosa, dijo: “Este es Mi Hijo, el Amado, en quien me complazco; a Él oíd”.

 

f.   Con esto, el Padre les estaba diciendo a los discípulos: El Señor Jesús no es como Moisés o Elías. ¡No es simplemente otro hombre de Dios! ¡El es el mismo Hijo de Dios! Es cierto que una vez ustedes vivieron bajo la ley de Moisés, pero ahora que el Señor Jesús ha llegado a ustedes, deben vivir por El y mediante Su hablar. ¡A Él oíd!

 

g.  Cuando los discípulos oyeron esto, cayeron a tierra sobre sus rostros, sumamente atemorizados. El Señor Jesús les tocó diciendo: “Levantaos y no temáis”. Con esto podemos ver que aunque Él es el único y glorioso Hijo de Dios, El no quiere que vivamos temiéndole, sino amándole, oyendo Su voz y siguiéndole.

 

 

Estrategias de enseñanza-aprendizaje, medios

 

       PREGUNTAS

1.     ¿Cómo se veía el Señor cuando se transfiguró? (Mt. 17:8)

2.   ¿Con quién estaba el Señor hablando durante Su transfiguración? (Mt. 17:8)

3.    ¿Por qué interrumpió el Padre la sugerencia de Pedro en Mateo  17:4-5?

4.    ¿Quién es el Señor Jesús? (Mt. 17:5.)

5.    Ya que nos damos cuenta quién es el Señor Jesús, ¿qué debemos hacer? (Mt. 17:5)

 

 

 

NOTA:  Estos párrafos provienen de charlas del hno Eugene Gruhler en diferentes localidades en la última parte de los años 80

 

NOTA 2 :  Es crucial leer la Introducción si no lo ha hecho click en el siguiente enlace  http://www.iglesiaenpadrelascasas.org/lecciones-para-ninos-de-8-12-anos/item/1799-leccion-1-el-ministerio-del-senor.html

 

Tomado de alacenaparaninos.com

 

 

Mas informacion acerca de la iglesia en Padre las casas, llamenos al fono (45)2732732 - 88078475  

o escribanos en la pestaña azul a su izquierda

También puede visitar nuestra fanpage   https://www.facebook.com/iglesiaenpadrelascasaschile

 

 

 
Modificado por última vez enLunes, 10 Julio 2017 18:15

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Categorias

Links

Social

Mas links

Preguntas / Cerrar
1000 caracteres restantes
Si no puede enviar el mensaje, limpie el historial de su navegador